Busco concederte el placer más sugerente, la pasión más ferviente, el terror más oscuro ligado al amor más puro...

miércoles, 3 de octubre de 2012

**

Deseo el Olimpo conquistar
sin hierro ni metal,
hallar el santo grial
y descansar en paz
de tan ardua tarea.
¡Créanme! Yo vine a mostrar
la duda más compleja
pero tras décadas de orar
no hallo la respuesta.
Solo consigo vislumbrar
la etérea verdad
que en su rostro parpadea
y ésta, cada noche me perpleja.
Ahora me queda caminar
por este sendero de arena
El origen ya perdí, y
el final, ¡Oh, dios mío! ¡El final!
Aún, ¡qué lejos queda!

Pero en el fondo yo lo que quiero es palmarla.

Despertar. II

Amanece, o eso es lo que yo creía cuando una trémula luz se posó sobre mi párpado cerrado. Cuando abrí los ojos para contemplar la realidad solo descubría más incoherencias. Dejó de llover pero sigue sin verse nada. Sé que estoy a gran altura pero no alcanzo a ver el suelo. Un tenue relámpago iluminó el cielo y la tierra durante una milésima de segundo y para mi desgracia no logré ver nada excepto un vasto erial. Más incertidumbre... Parece que llevo una semana sumido en el onirismo y, ¿no hay nadie dispuesto a salvarme? No recuerdo nada de familiares o amistades pero, ¿implica eso que carezca de ellas? No tengo hambre ni ninguna otra clase de necesidad fisiológica, lo cual me preocupa pero no por ello tengo que pasar el resto de mi existencia en este... sitio, he de volver al origen. ¿Por qué no tirar la puerta abajo? Lo intentaré con todas mis fuerzas: un golpe seco hizo eco en todo el edificio pero no ocurre nada. Ni siquiera he sentido el contacto con la puerta y ésta parece corresponderme en el sentimiento. Todo sigue igual. ¡Es imposible que no haya salida! Daré una vuelta para ver qué hay a mi disposición: un hermoso cuadro de un paisaje glaciar, un bisturí (usado) con sangre seca en el filo, ¡un armario! Intento abrirlo pero no cede, parece estar herméticamente cerrado. Solo queda la camilla donde he dormido... El lugar parece ser simbólico pero no consigo entender nada. Tal vez él mismo encierre la respuesta al enigma. Es una posibilidad. Mis energías vuelven a flaquear... Definitivamente será mejor que descanse pues no veo ninguna solución de momento.

Despertar. I

(...)  Llueve, a raudales. La penumbra ha avanzado hasta su punto màs àlgido y consume todo lo que la vista abarca. Solo queda oscuridad... Pero no llueve dentro. ¿Dentro? Entonces he de estar en un habitáculo cerrado. Condenada memoria, me gustaría saber qué es lo hago donde quiera que esté. No siento temor a pesar de saber que debería hacerlo, pero nunca fui lo bastante "normal" y por ello interpreto las "reglas" de un modo bien distinto. Ahora debo buscar salidas, ¿por qué? Vaya pregunta. Soy consciente de ser una persona mas no hallo nada que me ate a la necesidad de vivir. Quizá haya alguien detrás de la puerta invisible deseando hacerme pasar un mal rato pero no, no es el día de complacer.

Tanteando la nocturnidad ambiental he descubierto que no hay ni seres vivos ni salidas factibles dentro del compartimento. Solo hay una puerta atrancada y una ventana que me descubre una caída vertiginosa. Desesperación, eso es lo que rondaría una cabeza cualquiera, no obstante yo únicamente puedo pensar: el día es más sabio que la noche. Así pues me dispongo a dormir con la esperanza de despertar en mi cama y que todo haya sido producto de una maléfica imaginación.

domingo, 2 de septiembre de 2012

El mago de las sombras

Señorita, únete a este vals
de lágrimas hermosas.
Quizás ansíes encontrar
un mar lleno de rosas
y te halles un lahar
de sátiras y estiércol.
Te preguntas: ¿Es azar?
No! Es el mago de las sombras!
¿Acaso vino a crear?
No! Tan solo a jugar!
Con títeres de goma!
se diverte sin cesar
de lástimas ajenas.
Distribuye sin pensar
tanto bienes como penas.
¿Acaso hice algo mal?
De ser así yo quiero la señal
para dejar de navegar
por ícticas mareas, y
tan solo disfrutar
de la "danza calavera".
Mas me queda por luchar
pues en esta guerra no hay tregua,
pero sin rumbo explorar
un mundo tan funesto
empresa difícil es
para un mísero incesto.

Lágrimas de nihilismo.

Quizá llegue el día
en que mi vista asome al abismo.
Quizá logre vencer la agonía
que encierro en mí mismo.

Tal vez me derrote un seísmo
lleno de furia divina.
Tal vez descubra el mecanismo
que impulsa al genio creador.

Me muera de dolor!
Por sucumbir a tal engaño
al ungir el don
en un confín.

Ya tal desdicha fui yo castigado
cuando mi vacío
fue llenado
con un oscuro pesimismo.

Escondido en el ateísmo,
ahogado con el mal,
un corazón que ya no siente
a la vida desea regresar.

Tal vez llegue ese acto a consagrar
y redimirse del pecado original
y estas lágrimas de nihilismo
vacíen de rubor mi piel mortal.

Quizá mi mal no tenga cura
y lo tenga que sufrir, o
quizá mi mal tan solo sea sueño
pero un sueño del que no quiera despertar...

jueves, 24 de noviembre de 2011

Para tí, ésta mi rosa.

Tengo una rosa
dueña de mi prosa
que mi sueño noche tras noche acosa
y mi paz día tras día destroza

Ella ha perdido su apariencia
Bella antes, ahora funesta esencia
Haciendo su propia desidencia
Se aparta de mi conciencia

Tuya será cuando reviva
para que goces el sonido de la lira
fabicada con mi melodía,
el que emitía cuando vivía!

Signo de mi pasión
lo que tanto deseas
La deliciosa sensación
obtenida cuando me besas

Algún día te la entregaré
Galardón de mi corazón te enseñaré
Cuando ésta recupere el color
Será solo tuya, mi amor

Hoy día negra cual muerte se presenta
Su vitalidad desea recuperar
Porque su dueña la ha querido abandonar
-¿Cuando volverá? +Ella solo se ausenta...

domingo, 20 de noviembre de 2011

A la más bella.


A la dama más bella del mundo le ofrezco un suculento segundo repleto de maravillas, en la mar bravía contemplando intempestuosos paisajes y con un poco de ambrosía obtendrás un momento lleno de poesía. 
Licencia de Creative Commons
Mientras espero by Alexander Kovalev is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en xalaxaska.blogspot.com.Licencia de Creative Commons
Shalashaska by Alexander Kovalev is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en xalaxaska.blogspot.com.